Protección Contra La Acción Química Del Suelo

Protección Contra La Acción Química Del Suelo

Al hablar sobre la humedad en la construcción hay que tener en cuenta la protección contra la acción química del suelo.

No solo conviene proteger el edificio contra la humedad del suelo entre sí, sino también contra la acción química del mismo o de las aguas subterráneas….

  • En primer lugar son afectados de corrosión los metales enterrados en el suelo, problema particularmente importante para las canalizaciones.
  • Es un fenómeno que generalmente se produce por electrólisis y exige por lo tanto la presencia, en la superficie del metal enterrado, de agua conteniendo sales o gas disuelto.
  • Se produce una corriente entre metal y solución que provoca la corrosión.

No parece haber gran diferencia entre los metales férricos, incluso entre los no férricos, en cuanto a la resistencia a la corrosión subterránea.

No existe metal o aleación de poco coste que resista convenientemente.

Por lo que hay que recurrir a técnicas especiales de corrosión:

  • Embebiendo en un hormigón impermeables.
  • Con revestimientos especiales que nunca serán tan eficaces como para la protección atmosférica.
  • Se elegirán preferentemente revestimientos bituminosos.
  • Por protección catódica, que consiste en conectar una corriente continua al tubo que se desea proteger, por una parte, y una toma de tierra, por otra, con lo que se evitan las corrientes electrolíticas.

Los mismos procedimientos pueden emplearse en la protección de tuberías en balastos corrosivos (escorias de mala calidad) o en hormigones atravesados por corrientes parásitas.

# La acción de las aguas subterráneas sobre piedra, ladrillos u hormigones tienen por causas, ante todo, la presencia de sulfatos solubles (principalmente sulfatos de magnesia, calcio, sodio o potasio).

Estos producen ligeras eflorescencias en los ladrillos de calidad normal y en los hormigones compactos o de cemento sulfo-resistentes.

# Esta acción de los sulfatos es particularmente patente en los suelos arcillosos o ácidos, o en la capa acuosa en contacto con las rocas sulfatadas o desagües industriales sulfurosos.

La vegetación favorece la acción de estos sulfatos al aumentar la acidez.

Las aguas subterráneas pueden ir cargadas de productos ácidos susceptibles de atacar el hormigón, especialmente en ciertas zonas industriales.

Desde luego el hormigón de cemento Portland es atacado por gran número de aguas subterráneas, llamadas agresivas.

No solamente son aguas ácidas propiamente dichas, sino también aguas dulces, aguas de tobera, aguas procedentes de nieve o hielo fundido, aguas selenitosas, aguas magnésicas, etc.

En todos estos casos conviene utilizar en el hormigón cementos especiales, aluminosos, etc.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Protección Contra La Acción Química Del Suelo”

Como Afecta La Humedad En La Construcción

Como Afecta La Humedad En La Construcción

Cuando tienes un plazo ajustado y un presupuesto para un proyecto de construcción, la humedad es uno de tus peores enemigos. Prolongar los tiempos de secado y curado pueden tener efectos significativos en la calidad de un proyecto terminado.

Al planear y trabajar en un proyecto, debe tener en cuenta el clima y la temperatura ambiente, ya que ambos afectan los niveles de humedad relativa.

Para garantizar la finalización oportuna y los resultados exitosos de un trabajo, los contratistas recurren al control de la humedad en el sitio de construcción para evitar problemas relacionados con la humedad.

Cómo afecta la humedad los sitios de construcción

1.- Calidad de trabajo reducida

Cuando no manejas altos niveles de humedad con el control de humedad en el sitio de construcción, los revestimientos y acabados pueden no alcanzar nunca su dureza máxima.

Si los revestimientos sirven como una barrera protectora, los elementos cubiertos pueden experimentar putrefacción prematura, corrosión o deterioro.

También corre el riesgo de que el acabado no se adhiera a una superficie adecuadamente.

2.-Degradación de la calidad del material

Los fabricantes tienen especificaciones con respecto a las temperaturas y los niveles de humedad relativa para la aplicación o instalación exitosa de sus productos.

Los altos niveles de humedad dificultan el cumplimiento de estas especificaciones, lo que podría anular la garantía si un producto experimenta problemas en el futuro.

3.-Productividad reducida

Cuando los niveles de humedad relativa son altos, los revestimientos superficiales y los adhesivos tardan más en secarse y curarse, especialmente cuando las temperaturas son bajas.

Los tiempos de secado prolongados pueden llevar a inactividad alta de los trabajadores, reprocesos y el riesgo de retrasarse. De manera similar, si los materiales de construcción, tales como madera u hormigón, no tienen el contenido de humedad especificado, los contratistas de pisos o pintura no pueden realizar trabajos hasta que los materiales estén dentro del rango.

4.-Problemas presupuestarios

La humedad en un sitio de construcción tiene el potencial de provocar el crecimiento de moho, el curado incorrecto del cemento, las estructuras metálicas corroídas, el deterioro prematuro, las capas superficiales que no se secan y los adhesivos que no funcionan correctamente. Este tipo de problemas llevan al dinero mal gastado en mas mano de obra y materiales.

5.- Problemas con los productos de madera

La madera es sensible al ambiente circundante. Cuando los niveles de humedad relativa aumentan, también lo hace el contenido de humedad de la madera.

Los altos niveles de humedad conducen a deformación, expansión y pandeo. Estos problemas ocurren más rápido en temperaturas más cálidas.

6.-Problemas futuros de moho

El moho adora la humedad. Cuando los niveles de humedad relativa son mayores al 60 por ciento en un sitio de construcción, los materiales pueden convertirse en un hogar principal para las esporas de moho.

El peligro con el moho es que una espora solitaria pasa desapercibida cuando se adhiere a las superficies. Si los materiales de construcción contienen moho y no hay control de humedad en el sitio de construcción, el hongo continuará creciendo y propagándose, causando posibles problemas de salud y costosas reparaciones.

Toma las riendas del control de humedad en el sitio de construcción

No puedes controlar el clima, pero puedes controlar las condiciones ambientales en un sitio de trabajo.

Las soluciones temporales de control de humedad que están diseñadas a medida para su proyecto le permiten ajustar las temperaturas, los puntos de rocío y los niveles de humedad relativa según las especificaciones exactas que necesita.

Cuando controlas estas variables, también mejoras las condiciones para tus trabajadores, que se sentirán más cómodos, estarán más sanos, completarán las tareas más rápido y finalmente serán más productivos porque los materiales tendrán el contenido de humedad correcto.

Tenemos un profundo conocimiento de los materiales de construcción y el control del clima, lo que nos permite proporcionar servicios que aceleran los tiempos de secado, reducen los costos y mantienen la integridad de los materiales de construcción.

Nuestras soluciones son energéticamente eficientes y eliminan la dependencia de ciertos sistemas y pueden permitir que un proyecto gane créditos. Aprenda lo fácil que es obtener control sobre las condiciones ambientales en sus obras al hablar hoy profesionales al respecto.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Como afecta la humedad en la construcción”

Criptoflorescencia En La Construcción

Criptoflorescencia En La Construcción

Una de las formas patológicas que se presenta en la construcción y a tener en cuenta es la criptoflorescencia.

La criptoflorescencia es el origen de grandes inconvenientes principalmente en los acabados y consiste en el desconchamiento de la superficie de las piedras, degradación de la parte vista de algunos ladrillos y, en las obras revestidas, en el desprendimiento parcial o total de éste.

Por lo tanto son diversos componentes los que incurren en la aparición de las criptoflorecencias, como el tipo de material, su constitución, la absorción de agua, tamaño de los poros del material, disolución, almacenaje de los materiales, humedad, evaporación y sales existentes en los morteros utilizados, exposición de los materiales a la humedad, ciclos hielo – deshielo (donde los hay o grandes cambios de temperaturas).

Se conocerá que los anteriores defectos son debidos a criptoflorescencias, en que las partes dañadas son siempre superficiales….

  • Desprendiendo la piedra desmoronada hasta llegar a la parte que permanece firme, se encontrarán vestigios de sales en forma de eflorescencias.
  • Igualmente aparecen eflorescencias debajo de revestimiento desprendido.
  • En cuanto a las fábricas de ladrillo, la degradación es también superficial, a veces en algún que otro ladrillo, y otras, en extensiones continuas más o menos grandes.

Causas y remedios para la criptoflorescencia

Las criptoflorescencias son debidas a las mismas causas que las eflorescencias con la diferencia que la recristalización de las sales disueltas tiene lugar en el interior de la obra afectada y no en su superficie, en la que nada se nota hasta producirse su destrucción.

– Remedios en la piedra

Hay que desprender completamente la parte desconchada y lavar bien la superficie nueva con agua clara y cepillarla varias veces.

Luego se labran una serie de ranuras de anclaje y se rellena el hueco con mortero formado por una parte y medio de cemento Portland con tres partes de cal grasa o hidráulica y doce partes de arena.

No conviene aumentar más la proporción de cemento porque éste introducirá nuevamente sales solubles en la piedra.

Si la parte afectada es bastante profunda, se mezclan al mortero de piedra previamente limpiados. Pueden añadirse al mortero colorante para imitar mejor el color de las demás piedras.

Si la piedra afectada es pequeña puede arrancarse del todo y sustituirse por otra nueva de la misma cantera. El mortero para las juntas bastará que tenga la proporción 1:3:12.

– Remedios en el ladrillo

Se pican los ladrillos dañados y se sustituyen por trozos de otros bien cocidos cuyo contenido en sales haya sido examinado previamente.

Si toda la superficie está atacada, el único remedio es enfoscarla, cuidando de picar antes ranuras en el muro para asegurar la adherencia del revestimiento.

– Remedios en el revestimiento

Se pican todas las zonas afectadas y se limpia minuciosamente el muro de escombros y polvo y se reviste nuevamente con mortero de cemento impermeable.

Prevención de la criptoflorescencia

Puede evitarse la ulterior formación de criptoflorescencia utilizando buenos materiales y aislando la obra de posibles penetraciones de humedades.

Se debe tener especial cuidado en no emplear morteros demasiado fuertes, pues contienen muchas sales solubles que al penetrar en los poros de los ladrillos o de las piedras dan lugar a la formación de criptoflorescencias.

Debe procurarse que la densidad del mortero sea equivalente a la del material empleado en la obra.

  • Para piedras de regular consistencia, lo mejor es emplear un mortero compuesto de una parte de cemento por tres de cal grasa y doce de arena.
  • Para fábricas de ladrillo, el mortero preferible será una parte de cemento por dos de cal grasa y nueve de arena.

La arena preferible para el mortero es la piedra triturada, pero puede emplearse sin miedo la de río, bien lavada, y la de mar, también bien lavada, cuyo contenido en sales no influye apenas, pues suele ser menor que el del cemento.

# Lesiones producidas por sulfatos

Sin llegar a la formación de eflorescencia y criptoflrescencia, las sales higroscópicas pueden producir otras lesiones.

Así los defectos producidos por sulfatos adquieren los aspectos siguientes:

1.- En las fábricas de ladrillo sin enfoscar, deformaciones y grietas en el paramento, debidas a la dilatación del mortero, rotura de los bordes de los ladrillos, deterioro superficial del mortero, como las causadas por las heladas, que luego continúa ocasionando una laminación de las juntas y, por último, grietas en el paramento.

2.- En muros enfoscados, acentuación de las grietas producidas por la contracción del enfoscado al secare y formación de grietas horizontales a lo largo de las juntas, grandes grietas horizontales y verticales en el enfoscado, apareciendo en algunos un abarquillamiento, desconchaduras y desprendimiento del enfoscado, apareciendo generalmente eflorescencias blancas en la superficie de los ladrillos expuestos.

– Causas

Estas lesiones se deben a la acción química entre los sulfatos contenidos en la fábrica y los aluminatos que contiene el cemento o las cales hidráulicas empleadas en el mortero y enfoscados, de la que resulta un nuevo compuesto que causa un incremento de volumen.

Dicha acción es más rápida en presencia de humedades.

Los sulfatos pueden estar contenidos en los ladrillos, especialmente en los poco cocidos y en las piedras. Pueden provenir también del suelo, disueltos en agua que sube por capilaridad, o estar contenidos en la atmósfera o en el agua de mar, los que contaminarían la fábrica.

Las lesiones citadas se manifiestan con mayor frecuencia en chimeneas, tapias, muros de contención, fábricas cubiertas con un enfoscado denso de cemento en el que se hayan producido grietas de retracción y en las inmediaciones de los bajantes de agua de lluvia de los muros.

– Remedios

  • Si las lesiones de los sulfatos se descubren al principio de producirse, se evitará su extensión eliminando las fuentes de humedad.
  • Se rejuntará o enfoscará de nuevo la parte afectada después de quitar todo enfoscado o mortero que no quedará bien adherido a la fábrica.

Los fustes de chimenea encorvados no pueden enderezarse, no hay más remedio que desmontarlos y volverlos a construir.

Como la humedad que facilita la formación de los sulfatos suele provenir en estos casos del agua de condensación en las campanas de las chimeneas, ésta se reduce aislando los conductos de humo o disponiendo ventiladores que fuercen el tiro.

– Prevenciones

En primer lugar debe evitarse en lo posible la formación de humedades. En todas las partes de obra en que deben esperarse humedades anormales (muros de contención, pozos registros, sótanos, etc.), solo deben emplearse ladrillos de bajo contenido en sulfatos (muy cocidos).

Las fábricas expuestas a las salpicaduras del agua de mar deben construirse con ladrillos densos y mortero de cemento.

No añadir nunca yeso a los morteros que contengan cemento Portland o cales hidráulicas (como hacen algunos constructores para varias la duración del fraguado).

No aplicar revestimientos ricos de cemento o ladrillos que contenga alta proporción de sulfatos, ya que en ellos se forman fácilmente grietas de retracción, por las que puede penetrar agua.

Las subidas de humos en las chimeneas domésticas, de combustibles sólidos, se construirán aisladas de los tabiques o muros que forman el fuste de la chimenea.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Criptoflorescencia En La Construcción”

Eflorescencia y Materiales Higroscópicos En La Construcción

Eflorescencia y Materiales Higroscópicos En La Construcción

En lo relacionado a la humedad atmosférica en la construcción hay que tener en cuenta la eflorescencia y materiales higroscópicos.

Como de todos es sabido, el aire contiene cantidades volubles de agua, cuya forma es la de vapor y a esto lo denominamos humedad atmosférica.

La humedad del aire es la agrupación de vapor de agua en el aire, es decir, la cantidad, o el número de moléculas, de vapor de agua por unidad de volumen de aire.

Este número podría variar entre el 0 y el 4 % del volumen. Esta diferenciación es debida a que el agua se puede presentar a las temperaturas habituales del planeta en los tres estados.

Eflorescencias y materiales higroscópicos: consideraciones…

# Materiales higroscópicos

Continuando con el contenido del anterior artículo, hay que considerar que además de la porosidad y de las grietas son causas de humedades los materiales higroscópicos empleados en la construcción de las paredes.

Estos materiales tienen las propiedades de absorber la humedad y de conservarla, impidiendo su libre evaporación a través de los poros.

Consisten principalmente en sales, como las contenidas en el agua del mar o en su arena, no debiéndose emplear ninguna de las dos en las obras, salvo la arena si se lava bien.

El peligro de estos materiales consiste en que, al absorber la humedad atmosférica, se disuelven y en esta forma se extiende y propaga al resto de las fábricas la causa absorbente.

Así, si se emplea arena de mar en los revocos, lo más probable será que la sal contenida en ella se propague a la fábrica, de donde será muy difícil eliminar.

# Eflorescencias

Una de las principales consecuencias de la higroscopocidad recibe el nombre de eflorescencias.

Son unas manchas, generalmente blancas, que aparecen frecuentemente en las superficies de los muros, tanto en los de piedra como en los de fábrica de ladrillo y en los revocos y enlucidos.

Son causas de estas manchas las sales solubles que contienen los materiales del muro o el terreno cercano y la presencia de humedad…

  • El agua disuelve dichas sales y las arrastra consigo a través del muro.
  • Al llegar a la superficie, el agua se evapora dejando como residuo las sales recristalizadas.
  • Estas son en su mayoría nitratos y sulfatos alcalinos y de magnesio y, menos frecuentemente, carbonatos.
  • Si entre ellas existen sales de hierro, las manchas aparecerán coloreadas con tono amarillento.
  • Si el agua contiene sustancias orgánicas procedentes, por ejemplo, de cuadras o establos, la recristalización produce el salitre (nitrato de sodio o de potasio) que no es más que un caso particular de las eflorescencias.

Más que la naturaleza de las sales conviene averiguar la procedencia de las mismas y la del agua que las disuelve y recristaliza en forma de eflorescencias.

Las sales suelen provenir de los materiales empleados, del suelo inmediato al muro y de contaminación atmosférica o del agua del mar.

La humedad puede proceder del suelo, a través de la cimentación, del agua empleada en la construcción, de reventones de canalones de desagües y cañerías, de pendientes insuficientes o mal dirigidas en los elementos en relieve.

Ensayos

Para determinar si los materiales contienen sales eflorescentes pueden realizarse los ensayos previos siguientes:

1.- Ladrillos o piedras

Se impregna por completo la pieza de ensayo de agua pura, mejor destilada, verticalmente en un recipiente plano en forma de platillo que se llena de agua hasta una altura de 10 a 15 milímetros y se renueva hasta que la pieza esté totalmente impregnada.

Si el ladrillo o la piedra contienen sales solubles, aparecerán eflorescencias blancas en la superficie de los mismos.

2.- Aglomerantes

El aglomerante, amasado con agua pura hasta adquirir consistencia de pasta fluida, se vierte en un vaso poroso de tierra cocida.

Este vaso se coloca en un recipiente plano, lleno de agua, al igual que en el ensayo anterior.

Si contiene sales solubles, la disolución originada ascenderá por capilaridad por las paredes del vaso y las eflorescencias coronarán su borde.

Si éstas son muy tenues o sólo aparece un ligero velo blanco, el aglomerante puede utilizarse tranquilamente.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Eflorescencia y Materiales Higroscópicos En La Construcción”