Las Grietas En Un Edificio Y Su Estado De Ruina

Grietas en un edificioCuando observamos grietas en un edificio, las lesiones que presenta un edificio para llevar a su consideración de estado ruinoso tienen una forma básica y fundamental de manifestarse: las grietas, en sus variadas formas, posiciones y amplitudes.

Grietas en un edificio y lesiones

Como manifestaciones complementarias, que contribuyen a aclarar el origen de las lesiones y la situación del estado de ruina,  por las grietas en un edificio, se incluyen las siguientes:

– Disgregación de morteros y descascarillado de materiales.

– Bombeos.

– Desplomes.

– Separaciones de elementos estructurales.

– Empujes.

Grietas

En esta forma de manifestación de las lesiones hay que distinguir entre las que algunos tratadistas denominan…

  • grietas vivas
  • grietas muertas

–> Grietas vivas son las que progresan con el paso del tiempo.

–> Grietas muertas son las que no sufren progresión, cualesquiera que haya sido su origen, donde por desaparición de la causa su movimiento se ha estabilizado.

Entre éstas se encuentran las que aparecen durante la construcción y en el período inicial de vida del edificio, no solamente las debidas al efecto de retracción sino también a aquellas que desde su aparición actúan de junta de dilatación y que acusarán un movimiento a lo largo de las estaciones del año, sin que por ello supongan un problema de deterioro de la propia estructura, que ya ha obtenido su propio equilibrio.

Distinción entre grietas vivas y muertas

– Puede hacerse en un principio a simple vista, ya que el lugar donde van progresando las grietas vivas, es decir, las que van apareciendo como nuevas, se ven los bordes limpios y se aprecia en la fisura de color vivo del material recién abierto.

– Por su parte, las grietas muertas, presentan los bordes ya oscurecidos por el polvo y el paso del tiempo, indicando con ello que el proceso se ha detenido.

  • Como es natural, un nuevo estado de desequilibrio estructural, puede traer como consecuencia que a partir de uno de los extremos de una grieta vieja se desarrolla una grieta nueva.
  • En ese caso debe considerar a la totalidad de dicha grieta como elemento en observación del movimiento general, pues toda grieta supone una interrupción en la transmisión de esfuerzos de una parte a otra de la estructura.
  • Si la grieta aumenta de longitud, el espacio de interconexión de tensiones es cada vez menor con lo que éstas se concretarán peligrosamente en una pequeña zona, manteniéndose difícilmente el equilibrio inicial.
  • Si tales tensiones no han podido ser superadas, sobrevendrá la rotura del elemento constructivo y con ello un nuevo reparto de esfuerzos, bien locales en una parte del edificio o bien generales en el edificio entero.
  • Cuando dichos esfuerzos no son absorbibles por el resto de la estructura no dañada, nos encontramos con una situación de ruina inminente, salvo una situación rapidísima que permita apear y sólo en casos muy localizados.

La aparición a simple vista de las grietas vivas o muertas es el inicio racional que permite únicamente tomar conciencia del problema para empezar a actuar.

Comprobación de la progresión de una grieta

  • Para comprobar la progresión de una grieta se aplican a la misma testigos de yeso con su fecha de colocación.
  • Éste es un procedimiento de control de deformaciones a nivel cualitativo, aunque posibilita deducir la velocidad del fenómeno y tiene a su vez la ventaja de permitir que personas no técnicas, como jueces, notarios, etc., se formen una idea clara e la evolución sufrida por el edificio.
  • Por su parte, la fotografía de los testigos permite tener un documento de importancia para la redacción de los necesarios informes.

Cómo controlar el estado de las grietas

# Para el control de grietas a nivel cuantitativo se requiere el emplear a un comparador mecánico.

  • Éste se fija a ambos lados de la grieta, con lo que se puede dibujar una gráfica tiempo-incremento de las deformaciones.
  • A la vez averigua la incidencia de las variaciones periódicas de la temperatura sobre la amplitud de la grieta para descartar esta variable dentro de los incrementos totales medidos.
  • Su desventaja, aparte de no dejar un registro de la evolución de las lesiones, aumento de longitud de grietas en un determinado tiempo, es que por su gran sensibilidad se desplaza la aguja a lo largo del día por los cambios térmicos naturales, creando verdaderos estados de ansiedad entre los usuarios del local donde esté instalado.

# Con el empleo de un medidor de precisión sobre dos referencias fijas.

  • Las referencias fijas se puede constituir con dos clavos “Spit-Matic” situados a ambos lados de la grieta formando una línea perpendicular a ella.
  • El medidor puede ser un calibre, que por su bajo costo y su precisión, hasta 0,1 mm, sirve perfectamente para estos fines.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Las Grietas En Un Edificio Y Su Estado De Ruina”

Antonio Fernández

Sobre Antonio Fernández

En EDEFER estamos especializados en la gestión y ejecución de obras de reformas integrales de vivienda, rehabilitaciones, adecuaciones de locales comerciales, implantacion de oficinas y actuaciones de todo tipo en comunidades de vecinos. Inspección Técnica de Edificios (ITE). Certificados de Eficiencia Energética