Humedad Del Suelo Con Cámaras De Aire

Muy eficaces para impedir el paso de la humedad del suelo a los muros de los sótanos, son las cámaras de aire entre dichos muros y la tierra que los rodea.

  • La tierra tendrá que sostenerse por medio de un muro que se aligerará con numerosos estribos para transmitir los empujes laterales al muro de carga.
  • Estos muros no se ligarán con el muro de carga, antes al contrario, se pintará la superficie de contacto previamente con alquitrán u otra materia aislante.
  • La ventilación de estas cámaras puede combinarse con la de la solera, con lo que también quedará aislada de humedades.

Humedad-del-suelo-con-camaras-de-aire

Casos típicos en la humedad del suelo

– Un caso típico es el que afecta a la barrera antihumedad en el muro.

Debido a esto, el muro puede perder su eficacia si está rebasada en altura por tierra amontonada en el exterior, que acumulará el agua de lluvia o absorberá humedad del terreno, transmitiéndola al ladrillo y apareciendo en consecuencia humedades en el interior.

Cuando hay cámaras de aire, los restos de obra que hayan podido quedar depositados en el interior de ésta harán de transmisores de humedades al interior, tanto de las procedentes del terreno como las de lluvia, perdiendo igualmente eficacia las barreras antihumedad.

– Otro caso a considerar es el de la naturaleza de ciertos ladrillos.

En general la presencia de una excesiva cantidad de agua en un edificio es responsable del mayor número de defectos y a su vez de deterioros de los materiales.

En el caso del ladrillo, sus características favorecen la retención de agua durante un período de tiempo apreciable.

Si el ladrillo contiene sulfatos solubles de sodio, magnesio o de calcio, en su composición, ejercen una acción química con la humedad sobre el cemento Portland, produciendo un aumento considerable de volumen en los morteros, dilatándolos, fragmentándolos y originando grietas originales en una o varias hiladas, junto con signos de disgregación de los mismos.

La dilatación puede llegar a un centímetro por cada metro de altura de lienzo, haciendo aumentar la altura del edificio.

Para que se produzca esta acción se necesita abundante aportación de agua, es decir, zonas de fábrica que reúnan estas características: antepechos (agua que resbala bajo los mismos), zonas no soleadas o cerramientos de jardín.

En revoques gruesos, con fisuras de retroacción, la fisura deja pasar el agua al ladrillo y si éste tiene sales se producirá igualmente el efecto que se ha descrito.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Humedad Del Suelo Con Cámaras De Aire”

Antonio Fernández

Sobre Antonio Fernández

En EDEFER estamos especializados en la gestión y ejecución de obras de reformas integrales de vivienda, rehabilitaciones, adecuaciones de locales comerciales, implantacion de oficinas y actuaciones de todo tipo en comunidades de vecinos. Inspección Técnica de Edificios (ITE). Certificados de Eficiencia Energética