Criptoflorescencia En La Construcción

criptoflorescencia_en_la_construccionUna de las formas patológicas que se presenta en la construcción y a tener en cuenta es la criptoflorescencia.

La criptoflorescencia es el origen de grandes inconvenientes principalmente en los acabados y consiste en el desconchamiento de la superficie de las piedras, degradación de la parte vista de algunos ladrillos y, en las obras revestidas, en el desprendimiento parcial o total de éste.

Por lo tanto son diversos componentes los que incurren en la aparición de las criptoflorecencias, como el tipo de material, su constitución, la absorción de agua, tamaño de los poros del material, disolución, almacenaje de los materiales, humedad, evaporación y sales existentes en los morteros utilizados, exposición de los materiales a la humedad, ciclos hielo – deshielo (donde los hay o grandes cambios de temperaturas).

Se conocerá que los anteriores defectos son debidos a criptoflorescencias, en que las partes dañadas son siempre superficiales….

  • Desprendiendo la piedra desmoronada hasta llegar a la parte que permanece firme, se encontrarán vestigios de sales en forma de eflorescencias.
  • Igualmente aparecen eflorescencias debajo de revestimiento desprendido.
  • En cuanto a las fábricas de ladrillo, la degradación es también superficial, a veces en algún que otro ladrillo, y otras, en extensiones continuas más o menos grandes.

Causas y remedios para la criptoflorescencia

Las criptoflorescencias son debidas a las mismas causas que las eflorescencias con la diferencia que la recristalización de las sales disueltas tiene lugar en el interior de la obra afectada y no en su superficie, en la que nada se nota hasta producirse su destrucción.

– Remedios en la piedra

Hay que desprender completamente la parte desconchada y lavar bien la superficie nueva con agua clara y cepillarla varias veces.

Luego se labran una serie de ranuras de anclaje y se rellena el hueco con mortero formado por una parte y medio de cemento Portland con tres partes de cal grasa o hidráulica y doce partes de arena.

No conviene aumentar más la proporción de cemento porque éste introducirá nuevamente sales solubles en la piedra.

Si la parte afectada es bastante profunda, se mezclan al mortero de piedra previamente limpiados. Pueden añadirse al mortero colorante para imitar mejor el color de las demás piedras.

Si la piedra afectada es pequeña puede arrancarse del todo y sustituirse por otra nueva de la misma cantera. El mortero para las juntas bastará que tenga la proporción 1:3:12.

– Remedios en el ladrillo

Se pican los ladrillos dañados y se sustituyen por trozos de otros bien cocidos cuyo contenido en sales haya sido examinado previamente.

Si toda la superficie está atacada, el único remedio es enfoscarla, cuidando de picar antes ranuras en el muro para asegurar la adherencia del revestimiento.

– Remedios en el revestimiento

Se pican todas las zonas afectadas y se limpia minuciosamente el muro de escombros y polvo y se reviste nuevamente con mortero de cemento impermeable.

Prevención de la criptoflorescencia

Puede evitarse la ulterior formación de criptoflorescencia utilizando buenos materiales y aislando la obra de posibles penetraciones de humedades.

Se debe tener especial cuidado en no emplear morteros demasiado fuertes, pues contienen muchas sales solubles que al penetrar en los poros de los ladrillos o de las piedras dan lugar a la formación de criptoflorescencias.

Debe procurarse que la densidad del mortero sea equivalente a la del material empleado en la obra.

  • Para piedras de regular consistencia, lo mejor es emplear un mortero compuesto de una parte de cemento por tres de cal grasa y doce de arena.
  • Para fábricas de ladrillo, el mortero preferible será una parte de cemento por dos de cal grasa y nueve de arena.

La arena preferible para el mortero es la piedra triturada, pero puede emplearse sin miedo la de río, bien lavada, y la de mar, también bien lavada, cuyo contenido en sales no influye apenas, pues suele ser menor que el del cemento.

# Lesiones producidas por sulfatos

Sin llegar a la formación de eflorescencia y criptoflrescencia, las sales higroscópicas pueden producir otras lesiones.

Así los defectos producidos por sulfatos adquieren los aspectos siguientes:

1.- En las fábricas de ladrillo sin enfoscar, deformaciones y grietas en el paramento, debidas a la dilatación del mortero, rotura de los bordes de los ladrillos, deterioro superficial del mortero, como las causadas por las heladas, que luego continúa ocasionando una laminación de las juntas y, por último, grietas en el paramento.

2.- En muros enfoscados, acentuación de las grietas producidas por la contracción del enfoscado al secare y formación de grietas horizontales a lo largo de las juntas, grandes grietas horizontales y verticales en el enfoscado, apareciendo en algunos un abarquillamiento, desconchaduras y desprendimiento del enfoscado, apareciendo generalmente eflorescencias blancas en la superficie de los ladrillos expuestos.

– Causas

Estas lesiones se deben a la acción química entre los sulfatos contenidos en la fábrica y los aluminatos que contiene el cemento o las cales hidráulicas empleadas en el mortero y enfoscados, de la que resulta un nuevo compuesto que causa un incremento de volumen.

Dicha acción es más rápida en presencia de humedades.

Los sulfatos pueden estar contenidos en los ladrillos, especialmente en los poco cocidos y en las piedras. Pueden provenir también del suelo, disueltos en agua que sube por capilaridad, o estar contenidos en la atmósfera o en el agua de mar, los que contaminarían la fábrica.

Las lesiones citadas se manifiestan con mayor frecuencia en chimeneas, tapias, muros de contención, fábricas cubiertas con un enfoscado denso de cemento en el que se hayan producido grietas de retracción y en las inmediaciones de los bajantes de agua de lluvia de los muros.

– Remedios

  • Si las lesiones de los sulfatos se descubren al principio de producirse, se evitará su extensión eliminando las fuentes de humedad.
  • Se rejuntará o enfoscará de nuevo la parte afectada después de quitar todo enfoscado o mortero que no quedará bien adherido a la fábrica.

Los fustes de chimenea encorvados no pueden enderezarse, no hay más remedio que desmontarlos y volverlos a construir.

Como la humedad que facilita la formación de los sulfatos suele provenir en estos casos del agua de condensación en las campanas de las chimeneas, ésta se reduce aislando los conductos de humo o disponiendo ventiladores que fuercen el tiro.

– Prevenciones

En primer lugar debe evitarse en lo posible la formación de humedades. En todas las partes de obra en que deben esperarse humedades anormales (muros de contención, pozos registros, sótanos, etc.), solo deben emplearse ladrillos de bajo contenido en sulfatos (muy cocidos).

Las fábricas expuestas a las salpicaduras del agua de mar deben construirse con ladrillos densos y mortero de cemento.

No añadir nunca yeso a los morteros que contengan cemento Portland o cales hidráulicas (como hacen algunos constructores para varias la duración del fraguado).

No aplicar revestimientos ricos de cemento o ladrillos que contenga alta proporción de sulfatos, ya que en ellos se forman fácilmente grietas de retracción, por las que puede penetrar agua.

Las subidas de humos en las chimeneas domésticas, de combustibles sólidos, se construirán aisladas de los tabiques o muros que forman el fuste de la chimenea.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Criptoflorescencia En La Construcción”

Antonio Fernández

Sobre Antonio Fernández

En EDEFER estamos especializados en la gestión y ejecución de obras de reformas integrales de vivienda, rehabilitaciones, adecuaciones de locales comerciales, implantacion de oficinas y actuaciones de todo tipo en comunidades de vecinos. Inspección Técnica de Edificios (ITE). Certificados de Eficiencia Energética