Aspectos Sobre Patología De La Fábrica de Ladrillo

Aspectos-Sobre-Patologias-De-Las-Fabricas-de-Ladrillo
El estudio en patología de la edificación sabe que, en muchos casos, el establecer la sintomatología de una edificación enferma no es tarea fácil y puede llegar a costitir una autentica labor de rastreo.

Por ello las fábricas son tenidas como aliadas nuestras en el sentido que son muy sensibles y expresivas. Nos avisan no solo de sus propios defectos sino de las deformaciones y anomalías que pueden estar ocurriendo en la estructura que reviste.

En muchas ocasiones, no tenemos conocimiento de la existencia de la lesión hasta que ella encuentra un avanzado grado de deterioro, siendo entonces más difícil y costosa nuestra actuación.

El elemento deteriorado está profundo, la causa está posiblemente aún más lejos, pero la fábrica suele ser la primera que nos dice de la existencia de la situación patológica. En muchos casos la fábrica como elemento fisurable, es a nuestra ciencia, lo que la fiebre es a la medicina.

Sintomatología de las fábricas de ladrillos

Los signos mediante los cuales las fábricas nos manifiestan la existencia de una situación patológica que, en la mayoría de los casos, no hacen sino padecer las consecuencias de una causa exterior a ellas mismas, suelen ser:

– Grietas

– Fisuras

– Desconchados y reventones

– Aplastamientos

– Decoloraciones y eflorescencias

– Disgregaciones

– Erosiones

– Envejecimiento

– Descuelgue y abombamiento de los revestimientos

De estas causas la fisuración es el síntoma principal y quizás el primero que tratamos de encontrar en cuanto que nos acercamos a ellas con el fin de elaborar nuestro chequeo.

El grado de adherencia de los morteros a las piezas sólidas de las fábricas es tan variable y frecuentemente tan pobre, que la fisura en ella recorre un camino sinuoso dibujando perfectamente escalonamientos que responden a aristas de estas piezas sólidas.

La adherencia del mortero al ladrillo es función de muchas variables, unas perfectamente claras y otras menos claras, como pueden ser:

– Calidad del mortero, a través de sus componentes y proporciones de los mismos.

– Aditivos, tipo, calidad y proporción.

– Superficie del ladrillo o plaqueta en función de su densidad y porosidad.

– Grado de humedad del ladrillo en el momento en que se une o recibe al mortero.

Un ladrillo que está muy seco en ese momento, retira del mortero tanta agua que puede hacer que éste se quede en su superficie de contacto sin la imprescindible para ejercer su acción ligante, dotándolo de una gran facilidad a la disgregación y sin posibilidad de adherencia.

Un ladrillo excesivamente mojado, puede incorporar suficiente agua a la película superficial de mortero como para empobrecer su relación agua/cemento, retrasar el fraguado, dejar sin posibilidad de entrada en sus poros la pasta de cemento y por todo ello, empobrecer la adherencia.

–> Esta posible pobre adherencia unida a la facilidad de variación dimensional (dilatación) de las piezas cerámicas por acción de variaciones térmicas y, consecuentemente introducción de esfuerzos rasantes en la interfase mortero/ladrillo, explican este dibujo a que nos hemos referido antes con que se dibujan las fisuras en las fábricas.

–> Esta falta de adherencia se hace más notable en las llagas o juntas verticales, donde o existe una presión vertical impuesta por el propio peso de la fábrica y donde el agua del mortero se desplaza por chorreo en gravedad hacia el tendel.

He dedicado a la fisuración estas líneas por entender que eran lo suficientemente importante como para hacerlo y porque son ajenas a las propias causas que pueden producir las lesiones, dentro de la patología de la fábrica de ladrillo.

Para el resto de los síntomas serán expuestos a partir de los próximos artículos…

Causas que producen las lesiones en las fábricas

Podemos decir que empieza aquí la línea o parte central de nuestro trabajo.

Las causas que producen las lesiones en las obras de fábricas pueden ser, generalmente de tipo mecánico, físico, químico, e incluso encontramos algunos ataques de tipo biológico.

Dentro del primer grupo, donde encontramos un gran abanico de causas, hay que hacer una inmediata diferenciación entre fábricas portantes o resistentes, autoportantes y obras o elementos de obra de fábrica que no tienen ninguna función resistente.

Las razones u orígenes de las causas pueden encontrarse en su propia forma de trabajo o pueden hallarse en otros elementos cuyos comportamientos introducen deformaciones superiores a las que pueden absorber la fábrica.

En ese sentido, tenemos casos claros de tabiquerías rotas por deformación de una estructura de elementos lineales, flechas excesivas en forjado, fallos en el plano de apoyo de la cimentación, etc.

Por ello tendré en cuenta las lesiones partiendo de la función del elemento, capacidad del mismo frente a las solicitaciones y origen de la causa.

Antonio Fernández
“EDEFER Ingeniería Constructora S.L.”
“Aspectos Sobre Patología De La Fábrica de Ladrillo”

Antonio Fernández

Sobre Antonio Fernández

En EDEFER estamos especializados en la gestión y ejecución de obras de reformas integrales de vivienda, rehabilitaciones, adecuaciones de locales comerciales, implantacion de oficinas y actuaciones de todo tipo en comunidades de vecinos. Inspección Técnica de Edificios (ITE). Certificados de Eficiencia Energética

Sin Comentarios

Deja un comentario